Ayúdanos a ayudarte

En mi consulta quiero ofrecerte el mejor servicio 



Una de las fuerzas del tarot reside en que a través de sus sí­mbolos tenemos una verdadera llave del inconsciente.


Es muy importante el grado de conocimiento de la/el tarotista no solo sobre la mancia que utiliza sino también sobre la naturaleza humana, igual de importante es la empatía del mismo en el momento de ver al consultante, que no solo se limite a las tiradas o pregunta, sino que el consultante se sienta escuchado ya que es una de las formas más sensibles que tiene el tarot para llegar al inconsciente y bajar las barreras para que el consultante pueda ser ayudado.


Ni el tarot es una ciencia (menos exacta) ni el tarotista es omnisapiente, por lo tanto una de las actitudes más negativas y que mas impiden al tarotista realizar un mejor trabajo es "poner a prueba" a el/la tarotista, "a ver si es bueno". El tarotista ya ha realizado las pruebas oportunas que evidencian su capacidad, no le pongas nunca a prueba, aprovecha el tiempo para tus consultas, poner "trampas" al tarotista solo impide una buena consulta y llevan a confusiones al hacer la pregunta o consulta al tarot.


Mantener una actitud abierta, receptiva, sin temor a expresar tus sentimientos, emociones, etc..,es una ayuda inestimable para tu tarotista.
Deja que el/la tarotista termine de responder a tu pregunta antes de formularle otra, la forma en la que preguntamos al tarot es fundamental para obtener la mayor información posible que te ayude ante tu problema o necesidad. Permite que tu tarotista te ayude a formular tu pregunta, confía en él/ella, cada palabra que te diga es tan importante como confidencial.


Tienes que tener en cuenta que nos encontramos ante la falta de presencia física del consultante y preguntar, por ejemplo al tarot, sobre " el amor en general de acuario" --¿Te resulta, si lo piensas detenidamente una buena pregunta para el tarot? A mi, ciertamente, me parece poco crei­ble esta habilidad.



AYUDAME A AYUDARTE !